UN BARCO, UN PUERTO AL QUE ARRIBAR… UNA EMPRESA, ¿UNA VISIÓN TANGIBLE?

Cuando un barco parte hacia un destino tiene absoluta claridad del puerto en el que tiene que arribar. En ese barco la tripulación es liderada por su capitán.

El capitán del barco:

  • Es la persona de mayor autoridad a bordo.
  • Es la persona encargada del mando del barco en el mar.
  • Tiene amplios poderes y la responsabilidad de todos los aspectos de la navegación.
  • Dirige y supervisa todas las operaciones del barco.

Normalmente los barcos llevan a bordo a un segundo de a bordo, un comandante que asume determinadas funciones en virtud de las instrucciones que reciba.

Y existe otra interesante figura a bordo que es el timonel cuya responsabilidad es maniobrar el timón, gobernando la dirección del barco.

También cuenta con el maestre, contramaestre, oficiales de máquinas y marineros.

Todos tienen un destino…

Todos tienen el mismo destino…

Todos tienen una función…

Esa función que todos tienen, es que la hace y la que contribuye a que el barco llegue a su destino y llegue a tiempo.

No es fácil navegar, no es fácil llegar al destino, hay que lidiar contra las inclemencias del tiempo, contra los caprichos del mar, pero el capitán tiene foco y firmeza y se adapta a las situaciones con las que tiene que enfrentarse, para arribar a tiempo al puerto de destino.

Así que mar, viento, oleaje, tripulación, gestión del tiempo y el propio barco son algunos de los elementos que debe saber “gestionar” el capitán del buque para que el viaje sea un éxito.

¿Crees que, en el mundo empresarial, en el ámbito de los negocios, todos los “barcos” que “navegan” en el mercado tienen claro su destino y saben gestionar sus recursos para llegar a tiempo al lugar del futuro que se han propuesto, para hacer tangible su VISIÓN?

Desgraciadamente, en algunas ocasiones, quizás en demasiadas, y por la experiencia que tenemos en la prestación de nuestros servicios de consultoría, este es uno de los grandes problemas de las empresas: desconocen realmente cuál es su destino (no lo han determinado, no lo han pensado, no lo han decidido), y sin saber al lugar al que se dirigen es muy difícil que su “capitán” pueda gestionar su barco empresarial, optimizar sus recursos, alinear a sus equipos directivos,  a sus “marineros” y alcanzar objetivos de navegación para llegar a un buen puerto.

En las empresas, además de los productos y/o servicios que ponen en el mercado para solucionar las necesidades de los clientes, también existen, además del capitán, comandantes, timoneles y una tripulación que debe tener muy claro cuál es su trabajo estando todos,  primero, alineados para que no se hunda el “barco empresarial” y, segundo, con foco para llegar al destino que todos deben conocer, pero si su capitán no les ha dicho a dónde van, no les ha comunicado cuál es el puerto en el que arribar, cuál es su destino, la navegación les llevará a cualquier puerto que, seguramente, no será el lugar al que querían ir.

La empresa puede navegar entre la niebla, pero necesita VISIÓN de futuro, necesita un puerto en el que atracar para que su destino empresarial sea un éxito.

Y tu “barco empresarial” ¿Hacia qué destino se dirige? ¿En qué puerto debe arribar?…

José Ángel Morales Medrano

Socio-Fundador

 

 

Entrada anterior
EMPRESARIO, EMPRESARIA ¿CUÁL ES TU PLAN…? ESTRATÉGICO
Entrada siguiente
¿LO TIENES CLARO…? ESTRATÉGICAMENTE HABLANDO

Últimas noticias