“TODO EL MUNDO TIENE UN PLAN HASTA QUE TE DAN EL PRIMER PUÑETAZO”

El título de este post, es la mítica frase del boxeador Mike Tyson y si la trasladamos al contexto empresarial  quiere decir que por mucho plan estratégico que tenga tu empresa, cuando salgas al mercado, nada será como tú lo habías pensado, como tú lo habías planificado…Sí, lo sé, es verdad, la estrategia siempre es emergente pero si te preparas, todo lo afrontarás mejor…

 

Si tienes una planificación:

 

  • Tienes un norte, un dónde, un lugar al que llegar.

 

  • Es porque has desarrollado una visión del futuro de tu empresa.

 

  • Genera confianza en tu equipo, en el mercado, en tus grupos de interés.

 

  • Tus equipos pueden estar alineados con la estrategia y será más fácil que ejecuten el plan.

 

  • Tu empresa será proactiva porque tendrá metas y objetivos que alcanzar y deberá trabajar para alcanzarlos.

 

  • Podrás anticipar escenarios desfavorables antes de que sucedan y ser precavido para evitarlos.

 

  • Evitarás tener una empresa reactiva en la que apagar fuegos sea su día a día.

 

  • Podrás mantenerte al día con las tendencias cambiantes del mercado y estar un paso por delante de tu competencia.

 

  • Tendréis clara la dirección en la que se conduce la empresa en línea con su misión y visión y seréis más eficaces en vuestro día a día.

 

  • Dispondrás de una hoja de ruta para alinear las actividades funcionales de la organización para lograr los objetivos que os habéis propuesto.

 

  • Tendrás un enfoque dirigido y bien estructurado para convertir todos los esfuerzos de ventas y marketing en los mejores resultados posibles y así aumentar la rentabilidad y la participación en el mercado.

 

  • Todos en la empresa tendrán foco, trabajarán con un mismo objetivo y el trabajo colaborativo será mucho más consistente.

 

  • Permitirá a la empresa estar en el futuro y llegar a ese futuro, a diferencia de aquellas compañías que no tienen permanencia en el mercado porque no saben a dónde van.

 

El plan estratégico es una herramienta más en la empresa que te ayudará, sabiendo de dónde partes, a tener claridad de hacia dónde vas y sí, es verdad, que el ring del mercado te estará esperando para darte el primer puñetazo, pero tu empresa estará mucho mejor preparada para pelear y poder esquivarlo…

 

José Ángel Morales Medrano

Socio-Fundador

Entrada anterior
¿LO TIENES CLARO…? ESTRATÉGICAMENTE HABLANDO
Entrada siguiente
UN PLAN ESTRATÉGICO REAL: CASO IBERCAJA

Últimas noticias