¿LO TIENES CLARO…? ESTRATÉGICAMENTE HABLANDO

Si tienes claridad estratégica…

…tienes claridad en la dirección de tu empresa.

…tienes claridad en sus objetivos.

…tienes una ventaja sobre tus competidores que no tienen esa claridad.

…tu empresa será más rápida, más ágil y más efectiva que otras que compiten contigo en tu sector.

En mitad de la “tormenta” del entorno económico y empresarial, del permanentemente cambio, de la transformación digital, de la innovación, de la disrupción; tener claridad, tener objetivos y tener un plan de acción para alcanzarlos, da a tu empresa la agilidad de una gacela en la sabana africana.

Hoy la estrategia, la planificación estratégica es la “herramienta” que mejor puedes utilizar para ayudar a tu empresa a llegar al lugar que se ha propuesto, pero necesitas:

  • Datos objetivos y fiables que te permitan tomar decisiones efectivas.
  • Adaptar tu situación interna a la situación externa del mercado (si el mercado cambia y tu empresa permanece estática: caput).
  • Aterrizar las decisiones estratégicas, soportadas por los datos objetivos y fiables, al terreno de juego alineando a tus equipos con la estrategia y los objetivos a lograr.

Pero la empresa también necesita innovar estratégicamente y adaptar su plan a la realidad del mercado porque, en definitiva, los ajustes estratégicos son imprescindibles para mantener esa, tan necesaria, agilidad estratégica.

En definitiva, la estrategia es lo que se hace en cada momento. Y hay veces que se hace muy mal…

Conozco organizaciones jurídicamente independientes pero comercialmente dependientes que las soporta una misma identidad de marca, que dicen ser lo mismo, que dicen luchar por los mismos objetivos y representar los mismos intereses pero demuestran una marcada disonancia en lo más importante, en la acción, en la ejecución, en bajar al terreno de juego las ideas para ponerlas en práctica y, claro, el resultado no es, ni será nunca positivo, porque crean, sin darse cuenta, una tensión invisible que a cada integrante de esa organización los lleva a lugares distintos. Tu empresa tiene que evitar estas situaciones teniendo foco, claridad y agilidad estratégica.

Las empresas que alcanzan el éxito son las que han comprendido que estrategia + objetivos + personas + alineación, trabajando de manera focalizada y coordinada, pueden competir a la altura de la empresa más competitiva y aportar al mercado el valor que este mercado necesita.

Pues eso… ¿Lo tienes claro…? Estratégicamente hablando.

José Ángel Morales Medrano

Socio-Fundador

Entrada anterior
UN BARCO, UN PUERTO AL QUE ARRIBAR… UNA EMPRESA, ¿UNA VISIÓN TANGIBLE?
Entrada siguiente
“TODO EL MUNDO TIENE UN PLAN HASTA QUE TE DAN EL PRIMER PUÑETAZO”

Últimas noticias